domingo, diciembre 27, 2015

Clara Anahí; no aclare porque oscurece.


LA ESTAFA.
Por Andrea Palomas Alarcón

Imposible soslayar este sustantivo puesto que el gafe Clara Anahí no exhibe pruebas de ser un error ni un apresuramiento “bienintencionado”  por más que se lo acomode en varias versiones distintas.
Los hermanos Ramos Padilla han intentado desmarcarse del asunto con una conferencia de prensa mínima que lejos queda del remate del  tema. 
“Fue un error comunicacional bienintencionado”, declara Juan Martín Ramos Padilla, (el biógrafo) hijo homónimo de aquel juez que le quitó la niña Jualiana Treviño a sus padres adoptivos en el primer gran escándalo de identidades robadas. “Bienintencionado”  dice quien se presenta como “biógrafo” de María Isabel Chorobik de Mariani (Chicha) aunque habría que preguntarle cuál fue la  intención que se le quiso dar para que los ciudadanos atónitos de este país evaluemos  si fue buena o mala. La identificación de hijos de “desaparecidos” no debería tener  más  intención  que el conocimiento de la verdad. 
El dibujo de identidades es una sombra que revolotea al apellido Ramos Padilla desde hace varias décadas. Rodeado de militantes que asentían  cual feligreses  la conferencia depuradora dejó más dudas que certezas.

“Juan Martín Ramos Padilla, biógrafo de "Chica" Mariani, explicó hoy en una conferencia de prensa que la difusión de la información sobre la aparición de la nieta de María Isabel "Chicha" Chorobik de Mariani –una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo–, difundida el jueves en un comunicado de la Fundación Anahí, "fue un error comunicacional bienintencionado de personas que quieren mucho a Chicha Mariani" 
 “Las firmantes del mencionado comunicado, señaló Ramos Padilla, se dejaron ganar por la emoción que les transmitió alguien que se presentó con un estudio de ADN positivo en cuanto a su vínculo con Chicha Mariani. Dicho estudio había sido realizado en un laboratorio privado de la provincia de Córdoba”. Clarín, 26/12/15.
Habla de “las” firmantes ninguneando a Norberto Liwsky, fogueado (en varios sentidos de la palabra) militante de las “orgas” de los 70, participante de la CONADEP, ex- apoderado  de Abuelas de Plaza de Mayo, funcionario de la Nación y de la provincia de Buenos Aires y actualmente autoridad en la Fundación  Anahí. 
De alguna manera quiso deslizar el mensaje de  “estafa emocional”: una oportunista  que falseó un examen “privado” y engañó a una anciana doliente. La imagen de luchadora inclaudicable queda reducida por su propio biógrafo a la  chochera de la edad.  Una anciana al final de su vida, rodeada de amistades bien intencionadas, femeninas, porque todo el mundo sabe que las mujeres somos más proclives al sentimentalismo que a la razón de la ciencia. 
Tampoco desestimemos la diferenciación de “privado” innoble frente a la virtud de lo “público”.  Todo tiene que ver con todo. 
Lejos de esta realidad, los  dos videos  que lucen  a continuación corresponden a una conferencia de prensa, (otra, la primera), en la que Chicha Mariani acompañada por muchos de sus colaboradores y acólitos  manifiesta al periodismo sus primeros sentires frente a la noticia de la aparición de Clara Anahí. Junto a Chicha, no hay mujeres llorosas sino que  puede observarse al hoy camarista Juan María Ramos Padilla y a los hermanos Ramos Padilla,  Juan María(h) el biógrafo y Alejo, el juez federal. Los que hoy quieren desmarcarse del asunto. 

video video



Estos videos de una conferencia de prensa hecha y derecha, son tomados por una periodista de Telam, no por familiares ni amigos. No es una charla doméstica  captada por un video pirata. Hay muchos otros periodistas en la reunión. 
Los hermanos Ramos Padilla son dos abogados que, al igual que su padre, han dedicado gran parte de su vida a la “restitución”  de nietos.
Personas tan cercanas a Chicha, con tales antecedentes profesionales, ¿desconocían que los exámenes habían arrojado resultado negativo? ¿No tuvieron suficiente influencia como para imponerse a esta conferencia de prensa cuando todavía  no estaba confirmado el parentesco? El Dr. Alejo Ramos Padilla es un juez federal, “iura novit curia” dice la práctica forense (el juez conoce el derecho) ¿ Su Señoría no sabía que un estudio particular puede satisfacer a las partes pero no es reconocido judicialmente? 
Muchas preguntas asaltan la credulidad. ¿Qué fue lo que falló? Desde hace mucho que esta pretendida heredera sale en la foto de entrecasa. ¿ A Nadie le preocupó  la diferencia de más de un año y dos meses con la edad de la verdadera  Clara Anahí?
¿Cuántas otras estafas andan dando vuelta  por el mundo?  ¿Cuántos jóvenes a los que les arruinaron la vida?  ¿cuántos padres fueron a prisión por estas “estafas emocionales”? ¿por estos apresuramientos “bienintencionados”?
¿Algún día el periodismo “bienpensante”, progre, establecido cómodamente  en las empresas del gremio tratará estos asuntos con rigor? ¿Alguna vez el periodismo hará su trabajo o seguirá siendo relator de crónicas marcianas?
La sociedad le ha ganado la carrera al periodismo, se informa  sola y produce sus propias opiniones a contracorriente del discurso único oficial. 
El rechazo a este discurso es la verdadera grieta que debería preocuparnos porque se agiganta cada vez más generando una sociedad esquizofrénica que no busca curarse. 

No hay comentarios.: