miércoles, junio 14, 2017

Carta de Emilio Nani a LA NACION 14-06-17 "Soy otro preso político"

Soy otro preso político  

Finalmente consiguieron encarcelarme. Otro caso, entre miles, en el que la justicia ilegítima, funcional a un plan de odio y venganza, le cuelga a un militar el rótulo de genocida, decide enjuiciarlo por inexistentes delitos de lesa humanidad y lo somete a injusta prisión preventiva. En pocos días y a la velocidad de un rayo pasé a ser un preso político más sobre la base de conjeturas hechas sobre suposiciones, acerca de hechos inventados que habrían ocurrido hace cuarenta años, según el relato de falsos testigos. Mi detención no fue un caso aislado, al mismo tiempo fueron encarcelados varios militares, policías y civiles, como parte de otra ofensiva de la izquierda violenta y cerril. El sistemático plan de odio y venganza, planeado mucho antes y ejecutado, fría, impiadosa y meticulosamente durante la década kirchnerista, está dirigido contra quienes combatieron al terrorismo. Y jamás tuvo como objetivo ni la verdad, ni la memoria ni la justicia. El verdadero objetivo es convertir a la Argentina en un estado fallido, para lo que es necesaria la desaparición de las hoy fuerzas desarmadas. Pero no lo lograrán. Perdieron la guerra revolucionaria y van a ser derrotados nuevamente. La prisión, como la muerte o las heridas en combate, son contingencias que el soldado tiene asumidas. Por eso seguiré luchando desde esta nueva trinchera de una injusta cárcel en Campo de Mayo, por mi patria, la Argentina. Para quienes me han hecho llegar su solidaridad, vaya mi sincero agradecimiento. Mi orgullo de oficial del Ejército Argentino y veterano de la Guerra de las Islas Malvinas y del Combate del Regimiento de La Tablada está intacto, incólume, fortalecido por la adversidad, como lo está el de mis camaradas de todas las fuerzas de defensa y seguridad y amigos civiles presos y sus familias, unidos en el recuerdo de las miles de víctimas del terrorismo en la década de los 70, los 649 caídos en la Guerra del Atlántico Sur y los más de 450 ya muertos en injusto cautiverio. Los argentinos, en forma sostenida y creciente, revalorizan la necesidad de Fuerzas Armadas que, nacidas con la patria, la defiendan subordinadas y a órdenes de las autoridades políticas constitucionales.
Emilio G. Nani
Teniente Coronel (R)
DNI 4.526.260

viernes, mayo 26, 2017

Entrevista a Maria Ferreyra sobre los incidentes en la entrega de petición de libertad a los Presos Fabian Kussman Fabian Kussman

Entrevista a Maria Ferreyra sobre los incidentes en la entrega de petición de libertad a los Presos

La Hazaña del Juez Inchausti




La Hazaña del Juez Inchausti
por Carlos E. Viana • 23/05/2017 • 

“La injusticia donde quiera que se la encuentre… parece impedir la acción en común… además de que la hace enemiga de ella misma” Platón.

Malvinas, madrugada del 14 de junio de 1982

14.000 proyectiles de artillería caen sobre el Regimiento de Infantería 7 que defiende su posición en Wireless Ridge, colina que cierra el paso hacia Puerto Argentino. Los crueles paracaidistas del 3r Batallón van a la vanguardia de la ofensiva británica. El Teniente Emilio Nani, agregado como refuerzo al RI7, se movía entre los resplandores fantasmagóricos del bombardeo incesante, mientras gatillaba su FAL De repente sintió un dolor penetrante en su muslo izquierdo. Había sido alcanzado por siete esquirlas. Nani continuó tirando, con su vista nublada por la perdida de sangre. El RI 7 se estaba retirando y él había quedado solo frente al enemigo. Sufriendo los 20 grados bajo cero de la madrugada malvinense, casi inconsciente se dejo deslizar por la colina y logró retirarse con honor.

La Tablada, 25 de enero de 1989

Un grupo terrorista formado por nicaragüenses del Presidente Ortega y miembros del MTP del Padre Puigjane, Atacan a las seis de mañana el Regimeinto 3 Infantería, General Belgrano. Algunos miembros del MTP eran amigos del Ministro del Interior Nosiglia. Recién con más de cuatro cuatro horas inexplicables de demora, el Presidente Alfonsín le ordena al Ejército el contraataque. Nuevamente entra en acción el ahora Teniente Coronel Nani, recibiendo las descargas enemigas. Cuando intenta moverse para proteger a un grupo propio rodeado por enemigos, recibe un balazo en la cara. Gravemente herido, pierde un ojo.

El Teniente Coronel Nani es condecorado por segunda vez como herido en combate.

La hazaña del Juez Santiago Inchausti

Mayo de 2.017, el Juez Santiago Inchausti, logro concretar la hazaña que no pudieron hacer ni los aguerridos paracaidistas británicos, ni los salvajes terroristas, lo tomo prisionero al Teniente Coronel Nani. ¿Por qué? Por haber pertenecido como oficial subalterno al Batallón 601 de Artillería, durante la guerra de los setenta.

Llama poderosamente la atención que esta hazaña, sé de cuando Nani estaba desplegando una activa acción pública, en favor de los prisioneros de guerra y entonces recién ahora, se acuerdan de posibles hechos ocurridos hace mas cuarenta años. Sabemos como se fabrican estas causas.

Uno de los motivos, la sed de venganza y persecución de los llamados organismos de derechos humanos, que nace de la ideología de guerra del Che, “El odio como factor de lucha, el odio intransigente al enemigo”. Sin embargo hay algo más. El de Nani no es el único caso, son más de 60 los héroes de Malvinas prisioneros y más de 2.000 los prisioneros de aquellas guerras.

¿Quiénes colaboran con esta manufactura de causas y por qué?

La Gran Alianza

Hebe de Bonafini, Estela de Carlotto, Adolfo Pérez Esquivel, Horacio Verbitsky, Nora Cortiña, Gils Carbó y en general los llamados organismos de derechos humanos, llevan adelante la citada doctrina de odio del Che.

¿Pero hay alguien más interesado en la destrucción moral de las Fuerzas Armadas Argentinas?

Leamos las siguientes y sorprendentes palabras:

“Respaldamos la labor que se realiza en Argentina en defensa de los derechos humanos. La Embajada Británica financia un proyecto trienal de 100.000 libras para ayudar al gobierno argentino a implementar un control independiente de los centros de detención. También nos enorgullece nuestro aporte a la valiosa labor las abuelas de plaza de mayo”. Pronunciado por la Embajadora de Su Majestad Británica, al tomar posesión de su cargo el 4 de diciembre de 2008).

Observemos otros indicios de la alianza

Victoria Laura Federman, súbdita británica, fue designada en 2011 como Directora Nacional de Derechos Humanos del Ministerio de Seguridad, a pesar que esto era ilegal. Ella es sobrina de Horacio Verbitsky, pero además hija de Andrés Federman, a la sazón jefe de prensa de la sección Política y Asuntos Públicos de la Embajada del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Como ven, la ex presidenta Kirchner, no sólo nos traicionó con los asesinos iraníes, sino también con los británicos. Que tomen nota de esto los peronistas que la apoyan a la ex presidente y gritan a la vez “una Nación políticamente soberana”. Esto también les cabe a Randazzo, Camaño, Massa, Insaurralde y compañía.

Los británicos siguen avanzando en esta alianza para destruir la moral de nuestros soldados. El 22 de febrero de este año (2017), la Intendenta socialista de Rosario Mónica Fein, suscribió un acuerdo de cooperación con el alcalde de Liverpool Joe Anderson, por supuesto socialista.

¿Sobre que puede haber sido el acuerdo? ¿Sobre aspectos culturales? ¿Quiza sobre software? ¿Administración municipal? Sorpréndase, firmaron un acuerdo para cooperar conjuntamente, “intercambiando información” en materia de derechos humanos. Tanto la Intendencia socialista de Rosario como el gobierno del mismo signo de la Provincia de Santa Fe, han hecho campañas para presentar a nuestros soldados como pobres víctimas, desconociendo el coraje de nuestros héroes, es decir contra la moral de nuestras fuerzas armadas. Ahora intercambiaran información. ¿De inteligencia? ¿Cuántos militares más serán procesados por los tribunales afectos a “Justicia Legítima” de Rosario, por este intercambio de información británica con ex guerrilleros?

Lord Verbitsky

Este merecedor de la Cruz Victoria o quizá hasta de la Orden de la Jarretera ha desarrollado la siguiente acción:

En los setenta actuaba en Inteligencia de montoneros. Donde manejaba información sensible sobre la defensa argentina.

Después de la guerra de Malvinas, fue asesor del Comando en Jefe de la Fuerza Aérea. Esta fuerza fue la que más preocupo a los británicos por su efectiva acción en Malvinas. También manejaba información sensible sobre la Defensa Argentina.

Después de las elecciones ya tenía organizado su CELS, subvencionado por el gobierno británico. El CELS posee y despliega una intensa labor de inteligencia, pero ahora, sobre todo la función de mi Lord es destruir la moral de las Fuerza Armadas y de seguridad.

Después mi Lord logra ser un ministro sin cartera de la presidenta Kirchner y además allegado y colaborador del General Milani que manejaba el principal órgano de inteligencia del país.

Pero aquí no terminan las coincidencias. Cuando Monseñor Bergoglio es elegido Papa, mi Lord lo critica violentamente asociándolo al gobierno militar. Esto le cuesta su amistad con Cristina Kirchner y con el General Milani. Sin embargo no con su Majestad Imperial, que ve en Su Santidad, un poder que se opone a sus designios en el Atlántico Sur.

Las conclusiones son suyas, mi Lord no fue nunca un doble agente, sino un leal súbdito británico, todo un Mata Hari masculino.

¿Qué persigue el Reino Unido aliado a Hebe y Carlotto?

El Reino Unido valora las Islas Malvinas y del Atlántico Sur, por su posición estratégica de dominio del vínculo entre el Atlántico y el Pacífico, pero sobre todo por su proyección sobre la Antártida y sus riquezas ocultas, además de las reservas petroleras y pesqueras. Ha debido disminuir su presupuesto militar, aunque aumento el de la Fortaleza Malvinas. Destruyendo la moral de las fuerzas armadas argentinas, eliminan cualquier amenaza militar, por lejana que sea. Todo cierra.

En consecuencia dentro de esta alianza se apoyan instituciones ideológicamente opuestas, pero que les resultan útiles para la anulación de nuestras Fuerzas Armadas y de Seguridad.

La Guerra de Malvinas continúa

Randazzo, Massa, Camaño, Gioja, Scioli, Insaurralde, etc, actuando contra los camaradas del Fundador de su movimiento, son funcionales a la persecución británica contra nuestras Fuerzas Armadas. Pitrola, Del Caño, Solanas, Hebe, feroces antiimperialistas, son funcionales al imperialismo británico. Carlotto que no quiso asistir a la cena con el Presidente Obama, es aliada virtual del imperialismo británico, mientras que Gustavo Vera se olvido de los Diez Mandamientos.

Santiago Canton, Secretario de Derechos Humanos de María Eugenia Vidal, continúa fabricando juicios contra militares y mucho más, lo mismo que desde el Ministerio de Justicia el Poder Ejecutivo Nacional. Por su parte el socialismo en la Blanca Santa Fe, sigue inaugurando museos del Che y haciendo propaganda, por lo visto enemiga sobre Malvinas y que decir de Juan Schiaretti en Córdoba, donde se emociona con la injusticia.

Un caso único en la historia

Pero lo triste es la ingratitud que sufren quienes arriesgaron su vida para defendernos están prisioneros en cárceles argentinas. Quizá un caso único en la historia, una Nación que tiene como prisioneros de guerra a sus propias tropas, en nombre de los enemigos que ellos combatieron para defenderla.

Su Señoría, Mr. Inchausti, ésta fue su hazaña, quizá se lo reconozca Su Majestad Imperial Británica, seguramente quienes siguen la “filosofía” del Che. Para despedirme, Su Señoría, me permito recomendarle que lea detenidamente el artículo 119 de la Constitución Nacional y los evangelios según San Juan 18-1 y 19-11.

miércoles, mayo 24, 2017

PETITORIO PRESENTADO EL 24 DE MAYO DE 2017 ANTE EL MINISTERIO DE JUSTICIA

Buenos Aires, 24 de mayo de 2017.


Señor Ministro de Justicia
Dr. Germán Carlos Garavano
P  r  e  s  e  n  t  e

De nuestra consideración:
Partiendo de la base de que tanto por formación académica como por investidura institucional usted conoce – o debiera conocer - el Derecho, pareciera innecesario recordarle que los miles de procesos judiciales iniciados a instancias del régimen kirchnerista contra militares, miembros de las fuerzas de seguridad y civiles de edad avanzada, se han llevado a cabo en gravísima violación a los principios más básicos del orden jurídico y a las más elementales garantías del debido proceso.
Con seguridad también sabe – o debiera saber – que lo anterior no se trata de una mera opinión, sino de un juicio pronunciado por personalidades relevantes del país y del extranjero. Hasta un reputado jurista alemán, citado profusamente por los jueces prevaricadores de la Argentina, ha tenido que aclarar que sus tesis no son compatibles con los agravios sistemáticos que aquellos han cometido contra los principios de cosa juzgada, irretroactividad de la ley penal, ne bis in idemnulla poena sine lege, juez natural, igualdad ante la ley y aplicación de la ley penal más benigna.
Es penoso que los juicios no sólo violen irresponsablemente los principios más antiguos y universales del derecho penal y del proceso regular. Malo también que a esas graves violaciones se agreguen otras que descalifican dos veces los juicios considerados. Los jueces sólo quieren condenar, no juzgar; manipulan la prueba disponible, reducen a una parcialidad las fuentes de búsqueda, prescinden incluso de la prueba específica y de las circunstancias particulares que informan cada caso, distorsionan el derecho común aplicado con inteligencia y sabiduría durante más de un siglo por los jueces argentinos, prolongan y multiplican perversamente las causas para mortificar a los presos que llevan 15 años sometidos a juicios que, basados en testimonios visiblemente parciales y enconados, restauran el conflicto de los '70 con relatos descarados de falsa memoria Algunos – tal vez usted mismo, señor Ministro – quizás suponen, encastillados en una falsa prudencia, que estas cosas son meramente contingentes, que ya pasarán, sin dejar huella en la Argentina. Creen que algunos miles de personas, azuzadas por medios de comunicación y oportunistas dirigentes políticos y sociales de todas las extracciones, tienen derecho a  exigir en la plaza y con amenazas el cambio de un fallo legalmente impecable de la Corte Suprema. No se inmutan cuando el jefe de la mayoría del Senado de la Nación – quien, para peor, es abogado - descalifica a los jueces de dicho Tribunal que votaron de acuerdo a derecho, afirmando que les faltó calle.
Sepan que están equivocados, señor Ministro. La debilidad institucional de la Argentina, sumada a la inseguridad jurídica generalizada, la anomia y corrupción reinantes y la delincuencia que campea en las calles - todo tan evidente, salvo para ciegos que guían a otros ciegos -, son la lógica consecuencia del abandono que se ha hecho del Derecho y de su objeto: la Justicia.
Pero lo peor, lo más grave, posiblemente sea que el motor principal de esta empresa criminal haya sido el odio. Si - como vulgarmente se dice - la unión hace la fuerza, en la Argentina cierta unión está forjada en el odio; y de ese odio militante e implacable nace la fuerza ante la cual retroceden atemorizados, cobardes, los que deberían restaurar la justicia, recuperar la concordia y refundar la república.
Va de suyo que la criminalización unidireccional y sectorial que prepotentemente se impulsó desde el año 2003, riñe por completo con “la verdad, la memoria y la justicia”, mantra de cabecera de las organizaciones que impulsan esos juicios con el guiño estatal. Pero lo más grave no es que los jueces se encuentren amedrentados o directamente controlados por estos desacreditados sectores de reconocida filiación, sino que se haya sumado a ello la coalición que  gobierna, ignorando la responsabilidad que tiene de velar por el cumplimiento de las leyes y preservar la estructura republicana de nuestro destartalado país.
En efecto, la parte sana de nuestro país ha visto con estupor que, luego del fallo inobjetable de la Corte rápida y malamente bautizado como el ‘caso 2x1’ y después también de un primer y raro hermetismo oficial justificado por un declamado respeto por ‘la independencia del poder judicial’, de repente Ministros, Diputados y Senadores del espectro oficialista y hasta el mismo Presidente de la Nación, corridos por los titulares del pequeño diario Página 12, se lanzaron impúdicamente a rivalizar con aquellos grupos fundamentalistas, sumándose a los condicionamientos, críticas y hasta amenazas dirigidas contra los jueces que habían fallado… con independencia.
Para colmo, en 24 horas el gobierno impulsó y logró la sanción de una ley que será tenida como modelo de verdadero mamarracho jurídico.
¿De qué otro modo calificar a un Congreso que reforma por unanimidad una ley derogada? ¿Cómo consentir que a veinte años vista se consagre una interpretación ‘auténtica’ de una ley largamente interpretada por los jueces que son los únicos encargados de hacerlo? ¿Cómo disimular el pertinaz olvido de la ley penal más benigna? ¿Formará esa regla en el derecho de gentes? ¿Hay que tomar en serio a Zaffaroni y a la jueza Garrigós de Rébori?
¿Será posible, como se ha empezado difundir en ciertos medios, que hasta la propia Corte se autodestruya dando marcha atrás respecto de un fallo que precisamente impide semejante cosa? Mientras tanto, los personeros de los organismos de derechos humanos vienen a la Argentina a visitar a Milagro Sala, al general Milani y a Báez, permitiéndose decirnos cómo debemos aplicar, no ya nuestras leyes, sino las directivas que ellos mismos cocinan al fuego de su ideología.
Y los que más fuerte aplauden son los que alguna vez clamaban por una patria justa, libre y soberana.
Habiendo llegado a este punto de nuestra interminable decadencia, estando comprobado que a pesar del cambio de gobierno todo sigue igual y que las esperanzas de los presos políticos argentinos son enterradas por la repelente hipocresía de quienes han establecido para ellos una pena de muerte encubierta, cabe preguntarse: ¿tienen valor los preciosismos y justezas técnicas en un país de jueces mediocres o corruptos, leyes variables y gobernantes incorregibles? ¿Cómo interpelar seriamente a un presidente que todos los días suma esfuerzos y datos para parecerse a todo lo anterior?


Pareciera que ya no tiene caso entrar en alambiques jurídicos cuando todos saben de qué hablan y disimulan, cuando todos saben cual es la verdad pero sostienen a rajatabla la mentira, cuando funcionarios y dirigentes sociales y políticos nos dicen cosas y nos hacen promesas en privado, para luego decir y hacer lo contrario en público.
Tampoco sirve pontificar que hay que ser político y que todo es parte de la política, porque la política no es – no debería ser – pura hipocresía y fallutería.
El verdadero problema de hoy es intrínsecamente moral; y en ese campo la honestidad es lo que más pesa. Por eso va siendo hora de salir a rescatar, por encima de lo jurídico, la moral. Porque en la más completa inmoralidad en que vivimos se está ninguneando el Derecho y justificando cualquier cosa con falsas moralinas y falsas invocaciones a la justicia.
Por todo lo expuesto sostenemos y solicitamos al Señor Ministro:
1.   Que el gobierno que usted integra corre el serio riesgo de perder la adhesión de los argentinos que aspiramos al restablecimiento de las instituciones de la República.
2.   Que es inadmisible que una turbamulta o mezquinos cálculos electorales, marquen el rumbo del gobierno o condicionen la función  de la Corte Suprema de Justicia.
3.   Que ejercer presión desde los Poderes Ejecutivo y Legislativo sobre la Corte Suprema para que se desdiga, apelando a un engendro con apariencia de ley para impedir que se haga justicia con más de 2.000 presos políticos y se les aplique la pena de muerte en forma encubierta, constituye una iniquidad y una vergüenza que pasarán a la historia, sumadas a los gigantescos prevaricatos cometidos durante el kirchnerismo.
4.    Que a juicio de las Academias Nacionales de Derecho y de Ciencias Morales y Políticas, los más destacados juristas y gente con sentido común, la ley sancionada y promulgada ha sido calificada como absurda y anticonstitucional.  
5.   Que es preferible, para bien de la República, que el gobierno sea coherente con su por ahora nada más declamado respeto por la independencia del Poder Judicial, asumiendo el costo político de su necesaria retractación.
6.   Que el Poder Ejecutivo, en cualquiera de los organismos que dependen directa o indirectamente de la autoridad del Presidente de la Nación – incluida la inefable Secretaría de Derechos Humanos -, cese de inmediato su sobreactuación ante los Tribunales como parte querellante en los juicios llamados de ‘lesa humanidad’.
7.   Que el gobierno nacional emplee todos sus recursos para reparar de manera integral el olvido y abandono en que deliberadamente ha sumido a las víctimas del terrorismo en la Argentina.
8.   Que el gobierno nacional cese de inmediato en su política o simple actividad de recompensar con cargos públicos, honores y dinero de los argentinos a quienes desde el terrorismo atacaron a nuestras instituciones, nuestra libertad, nuestra cultura y nuestra economía.
9.   Que el gobierno nacional, por todos los medios a su alcance, que no son pocos ni mucho menos débiles, haga cesar de inmediato toda clase de presión o intromisión sobre y en la función de la Corte Suprema de Justicia, disponiendo con urgencia las medidas necesarias para que el Poder Judicial recupere el principal sentido de su misión, cual es garantizar la plena vigencia del Derecho en beneficio de todos los habitantes de la República Argentina.

Saludamos a usted atentamente.



Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia
Alberto Solanet  -  Presidente


Unión de Promociones
Guillermo César Viola  -  Presidente



Foro de Almirantes Retirados
Enrique Molina Pico  -  Presidente



Foro de Generales Retirados
Juan Miguel Giuliano -  Presidente



Asociación de Familiares y Amigos de Víctimas del Terrorismo
Silvia Ibarzábal  -  Vicepresidente



Asociación de Familiares y Amigos de Presos Políticos de Argentina
Cecilia Pando  -  Presidente


Hijos y Nietos de Presos Políticos
Gustavo Tafarel



Pacificación Nacional Definitiva
Horacio Palma



Prensa Republicana
Nicolás Márquez






sábado, mayo 13, 2017

DERECHOS HUMANOS, EL SIDA DE LA ARGENTINA






Muchos infradotados repiten consignas "memoria, verdad y justicia" que no obedecen a ninguno de esos tres conceptos. Las "orgas" de DDHH admiten abiertamente que el número de 30.000 es "simbólico", lo que significa que no es real.¿ Dónde está la verdad?¿Dónde está la memoria completa que incluye más de 17.000 atentados terroristas? ¿Dónde está la Justicia si para juzgar gente se anularon leyes que habían sido declaradas 16 veces constitucionales por la Corte Suprema de Justicia? ¿Si se aplican tratados con retroactividad que afirman en su propio texto que no pueden ser aplicados con retroactividad?
No entendemos que esta campaña de "memoria, verdad y justicia" es un combo diseñado en Oxford por la inteligencia británica y traído a la Argentina por Carlos Nino (mentor de Alfonsín) promotor del "Nunca Más" que busca como objetivo desarticular la defensa nacional demonizando todas las instituciones que la defienden: Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad y Justicia. 
Después de Malvinas, el Imperio Británico entendió que su presencia en el Atlántico Sur está seriamente disputada y diseñó este SIDA en nuestro país para inhibir cualquier aparato defensivo-ofensivo. 

Los traidores locales, como el CELS y el resto de las "orgas" reciben mucho dinero de éste y otros países que tienen aspiraciones sobre nuestro territorio y la proyección sobre la Antártida. Esto debería tener más difusión pero sólo lo conocen algunos generales y unos pocos estudiosos.

martes, mayo 09, 2017

OJO AL PARCHE por Andrea Palomas Alarcón

No es esta expresión una falta de respecto a mi querido amigo el Teniente Coronel Emilio Nani, recientemente convertido en preso político de Argentina. Lejos de ello, es una muestra de admiración y respeto. “Ojo al parche” es la frase que usa para todas sus direcciones de correo electrónico: ojoalparche@... Una humorada que describe acabadamente su espíritu imbatible. Emilio suele burlarse de la muerte que le tocó tan de cerca aquella ocasión en que los terroristas del MTP le volaron media cara en La Tablada. 
El querido Emilio Nani no perdió sólo un ojo en ese atentado, perdió la mitad de la  cara que le fue reconstruida pacientemente, después de muchas operaciones en Argentina y  el extranjero. Y sin embargo siempre se rio del suceso. También tomó con naturalidad haber sido herido en Malvinas y sólo admitió ser evacuado cuando fue herido por segunda vez. 
Hoy este país ingrato lo tiene tras las rejas. 
Siguiendo su ejemplo no me voy a dejar abatir. Voy a transmutar mi rabia en algo positivo, en algún aporte que ayude a vencer a estos malhechores que succionan la vida de tanta  buena gente.  
A esta altura de los acontecimientos me pregunto si entendemos lo que pasa realmente. Si entendemos qué es lo que buscan con esta persecución furibunda ¿Cómo vencer al enemigo que no se conoce? ¿Alguna vez nos detuvimos a pensar qué es lo que realmente mueve esta locura de juicios insensatos contra grupos arbitrariamente definidos? ¿Una justicia mal entendida? ¿Una venganza?
No dudo que esas “orgas” de terroristas hoy recicladas  en “orgas” defensoras de los Derechos Humanos deben sentir algún placer al encarcelar y escarnecer viejos soldados que los vencieron. Tampoco dudo que el ánimo de lucro sea un motor imponente al captar voluntades. Pero todo esto no justifica ni explica la persecución implacable a personas que se sabe inocentes o, a esta altura de la vida, inofensivas en razón de su edad y enfermedades. 
¿Qué mueve esta kermesse de lágrimas de cocodrilo? ¿De madres vendiendo la sangre de sus hijos guerrilleros, exhibiéndolos sin pudor como a víctimas ingenuas?
Ojo al parche que los que quisieron tomar el poder por las armas nunca cambiaron. Sólo cambiaron de estrategia. Le tomaron el tiempo a esta sociedad sensiblera con los “bebés”, las “embarazadas”  y los “vuelos de la muerte”. Ese y tanto otro morbo acumulado en sus almas negras. 
Le han tomado el tiempo a esta sociedad los que mataban bebés, mujeres, hombres, torturaban cautivos y ponían bombas en lugares públicos. Los que ponían a las embarazadas a combatir en primera línea para inhibir la respuesta militar.  Pero es así, cada vez que se pretende cuestionar la legalidad de los juicios salen con los bebés y las embarazadas, amuleto contra cualquier argumento legal. 
Los políticos y periodistas potencian la iracundia con su amnesia decorativa; paracaidistas suecos que golpearon los cuarteles y escondieron la mano hoy chillan y patalean como si no tuvieran el corazón anestesiado. 
Pero no estamos llegando al meollo del problema. ¿Qué los mueve? ¿Qué mueve a condenar a un subteniente, a un cocinero, a un guardia perimetral de una penitenciaría, a un baquiano que transportaba caballos?
Ojo al parche que nos equivocamos si buscamos justicia o venganza en sus actos. Nunca los movió la justicia ¿por qué iban a empezar ahora? ¿Acaso usan el mismo estándar justiciero con Maduro o los Castro?  
Ojo al parche que este proyecto persecutorio viene de lejos, no desde el gobierno de los Kirchner que se sirvieron de las “orgas” como quien compra un traje prệt–à- porter. Las "orgas" les entregaron el “proyecto” para que los Kirchner lo ejecutaran a cambio de  impunidad en el saqueo del país. 
Este “proyecto” viene de lejos, desde Alfonsín o tal vez antes. Alfonsín lo intentó pero tuvo que detenerse frente a las demandas carapintadas. El  principal mentor de Alfonsín, el ideólogo en la implementación de los juicios a militares y policías fue  el doctrinario Carlos Nino. En su libro póstumo “Juicio al mal absoluto” afirma que el objetivo de la pena debe ser “prevencionista” o sea, impedir que un delito se vuelva a repetir independientemente de que se vea satisfecha la percepción de justicia. En pocas palabras, sin importar la culpabilidad o inocencia, sin atender al principio de legalidad, el “Juicio al mal absoluto” busca evitar la repetición. Costra moral que tritura personas para poner un ejemplo a los demás; se lo conoció publicitariamente como “NUNCA MAS”. 
No podemos ver lo evidente porque analizamos con ojos de Justicia, de bien o de mal. Pretendemos juzgar personas de una naturaleza diametralmente opuesta como si tuvieran nuestros mismos valores. 
Algún abogado me ha contestado que buscar la “no repetición” es un absurdo puesto que para que pudiera repetirse la represión de los 70 deberían repetirse las condiciones de guerra revolucionaria que llevó a esa represión.
Y yo podría contestarle al abogado “elemental Watson” pero prefiero decirle “Ojo al parche”. 
Ojo al parche que no han abandonado la idea de conquistar el Poder por medio de las armas. 
Lo tenemos ante nuestros ojos. Ojo al parche. 
1) Los “desaparecidos” pasaron de ser jóvenes idealistas pacíficos,  secuestrados por figurar en la agenda de alguien a  “militantes” y luego “combatientes”. Hoy admiten abiertamente en los juicios que pertenecían al ERP o a Montoneros
2) Las “orgas” de DDHH pasaron de reclamar Derechos Humanos a exigir juicio y castigo, ni olvido perdón. “No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos". El castigo no es un derecho humano de las víctimas en sí mismo.  Es una herramienta de algunos Tratados y Estatutos para la prevención futura de delitos contra la humanidad. 
3) El 24 de marzo pasado reivindicaron la lucha de diversas organizaciones guerrilleras que se valieron del terrorismo para intentar llegar al poder. La “lucha” de estas organizaciones no fue otra que la lucha por el poder total y absoluto mediante las armas, Montoneros y ERP nunca fueron partidos políticos, cooperativas de trabajo, ni sindicatos. Su lucha fue violenta, ilegal, ilegítima y clandestina y fue reivindicada por las organizaciones supuestamente defensoras de Derechos Humanos.  
4) Abiertamente y ante cada situación los agentes ideológicos admiten que con los juicios se busca la “No repetición”. 
5) Durante los años que siguieron al gobierno de Alfonsín, inclusive, y particularmente durante el kirchnerismo se persiguió, desarmó, injurió, desarticuló y quebró moralmente a las Fuerzas Armadas y de Seguridad activas con un evidente aumento de la delincuencia y una menos evidente indefensión de las fronteras del país. 
Durante todos estos años y particularmente durante el kirchnerismo, el “relato” y la desarticulación de instituciones como la Justicia y las Fuerzas Armadas persiguen el objetivo de inhibir la respuesta de la sociedad argentina ante un futuro ataque armado de grupos insurrectos.  
 Tal vez no lo hagan mañana, ni la semana que viene, pero en su plan sin tiempo de tomar el poder incluye volver a utilizar las armas. En algunos puntos del país, con la guerra de los Mapuches (truchos) ya lo han hecho. 
Si pensamos que los miembros de la izquierda disolvente ven la vida como la vemos nosotros, que buscan la paz, que aspiran a la concordia, a criar a sus hijos en un país seguro y próspero seguiremos dando vueltas sobre el asunto como un perro que se muerde la cola sin comprender verdaderamente el problema. 
Entonces, toda la indiferencia de los cobardes y la corrupción de los cómplices se volverá contra la sociedad que creyéndose libre del flagelo del terrorismo castrocomunista, abandonó a su suerte a los que la salvaron en los 70. 
Ojo al parche! 

viernes, mayo 05, 2017

EMILIO NANI. PRESO POLITICO



El equipo de radio "DE ESO NO SE HABLA" se solidariza con el veterano de guerra de Malvinas y de la recuperación de LA TABLADA por su injusta detención. Emilio Nani hoy, es un preso político de Argentina